Waldo Espinar

ENTREVISTA Waldo Espinar Rocha: “Trabajaremos con nuevas tecnologías en la Biblioteca”

Desde hace un par de siglos, la biblioteca universitaria dejó de ser gradualmente un cofre de tesoros para transformarse en el corazón intelectual de la universidad.

El futuro de las bibliotecas universitarias transita desde centros gestores de recursos impresos, disponibles física y localmente, para convertirse en lugares donde el aprendizaje y el acceso electrónico al conocimiento marcan la diferencia.

Este viernes 23 de febrero, nuestra Universidad reinaugura su biblioteca remozada, concebida bajo las exigencias del nuevo siglo.

Waldo Espinar Rocha, es director de la Biblioteca de la Universidad Salesiana, desde hace ocho meses y tiene un gran desafío por delante.

“Estamos en una sociedad que en realidad lee poco y este es un tema estructural”, afirma en el inicio de la entrevista.

De acuerdo con los investigadores, el boliviano promedio lee entre uno y dos libros al año ¿Es esto evidente?

“La estadística del CELALC (Centro Latinoamericano de Lectura), que tiene una estadística actualizada, es que se lee un libro por año; el 50% adultos mayores y el otro 50% entre estudiantes y universitarios”.

¿Se va perdiendo la costumbre de leer periódicos?

“Se decía que se iba a perder la costumbre de leer periódicos con las nuevas tecnologías de Información y comunicación, pero por lo visto siguen en vigencia. Se lee desde otra perspectiva”.


¿Qué leen los jóvenes, hoy?


“Los jóvenes leen, pero no en el sentido de aprendizaje, lo cognitivo. Hay nuevas lecturas por ejemplo en el campo electrónico, en teléfonos e internet. Leen lo cotidiano, lo que se habla en las conversaciones”.
¿En las redes sociales?


“Sí, han incidido las redes sociales, pero en el sentido cognitivo, en lo que se refiere a artículos, libros o temas esenciales dentro sus carreras, no leen mucho”.


¿Quién tiene que inculcar este hábito de la lectura?
“Es una tarea estructural que viene desde la familia, viene de colegio. El tema de la promoción de la lectura es que hay que hacer gustar la lectura, no es una obligación. En ese sentido, en los colegios se debería promover una lectura más libre, no obligatoria, no como castigo, por eso viene el rechazo posterior”.


¿El papel del Estado?


“El Estado como política debería promover este aspecto esta es una deuda pendiente ejemplo, promover las bibliotecas públicas”.
Háblenos de la remozada biblioteca U. Salesiana


Es un proyecto nuevo porque las bibliotecas tradicionales se han convertido en centros de aprendizaje. Este modelo recibe el nombre de Crai, (centros activos de aprendizaje). En el exterior se ha visto que las bibliotecas universitarias se han vaciado, de manera que se ha visto la mejor forma para que se conviertan en espacios donde la gente pueda interactuar, puntos de conversación y de encuentro, que no es libro como tal.


¿Las nuevas tecnologías?


Ahora se proyecta trabajar con nuevas tecnologías, llegar a toda la población universitaria de la USB en función de la tarea del internet que permita trabajar las 24 horas, para llegar a toda la población universitaria en función del internet
¿Cuéntenos de los servicios?
“Tiene varios servicios. Tiene una sala de lectura con cubículos y personales, una sala de lectura con mesas grupales; hay ambientes para estudiar y para el ocio, una sala de internet y para el wifi, incubadoras de ideas, para reforzar académicamente. Es un proyecto nuevo, los crai no existen, en función del usuario”.


¿Lo novedoso?


Los estudiantes solicitarán los espacios para trabajar.

Este es un nuevo proyecto, tal vez en Bolivia no existe, es un proyecto nuevo, porque se trabaja en función del usuario, no en función del bibliotecario.


¿El papel suyo?


“Soy director de la biblioteca. Lo mío es un tema gerencial. La bibliotecología se ha convertido en una profesión donde tenemos archivistas museólogos bibliotecólogos; en esta última hay una variedad: escolares, universitarias, bancos de datos, centros de documentación y a partir de esto trabajamos en una sociedad donde la población se ha alejado de las bibliotecas, lo que se trata es de gerenciar, estos en función de los nuevos recursos de información, las nuevas tecnologías y los recursos tangibles y no tangibles”.
Es una tarea con docentes, administrativos, autoridades…
Este no es un trabajo solitario, sino a través de la coordinación a través de la vicerrectoría académica más los directores. Van a faltar manos y recursos humanos, pero hay que empezar y una vez que se vea el trabajo, en función del requerimiento se necesitarán más cosas


¿La capacidad de la biblioteca?


Cómodamente sentados da para 130 personas. Van a haber actividades como la promoción de la lectura, se trabajará en visitas guiadas con tema de alfabetización institucional con alumnos y docentes y culturales en las que se pueda hacer presentaciones de libros o incluso el tema de música.

Related Post :

Comments :